¿Qué es el Tiempo Takt?

¿Qué es el Tiempo Takt?

El tiempo takt indica la velocidad a la que debe fabricarse un producto para satisfacer los requisitos del cliente. Específicamente, es el tiempo que transcurre entre el inicio del trabajo en 2 artículos consecutivos.

Las compañías Lean usan la métrica del tiempo takt para establecer la velocidad de las líneas de producción y definir los procesos JIT (Justo A Tiempo), para ajustarse perfectamente a la demanda de sus clientes y mantener un flujo continuo de trabajo a través del sistema.

¿Cómo se calcula el tiempo takt?

El tiempo takt es el total del tiempo de trabajo dividido entre el número de unidades que pide un cliente.

Ejemplo

Actividad Cantidad Diaria
Tiempo de Trabajo Total 8 horas diarias
Hora de Almuerzo 0.5 horas diarias
Mantenimiento 1 hora diaria
Unidades pedidas 10

El tiempo disponible se calculará como
8 x 60 minutos = 480 minutos, menos el descanso de 30 minutos, y luego 60 minutos de tiempo de inactividad por mantenimiento.
Esto hace que haya 390 minutos de tiempo total de trabajo disponible.
El tiempo takt es por lo tanto 390/10, lo que significa que una unidad debe ser producida cada 39 minutos, para que el sistema sea capaz de satisfacer la demanda de los clientes.

Esta sencilla fórmula puede basarse en el tiempo disponible en un día, en una hora, en una semana, etc., dependiendo de lo que sea mejor para su proceso.

Tiempo takt vs tiempo de ciclo vs tiempo de entrega

El tiempo de ciclo describe el tiempo que se tarda en producir una unidad de un producto desde el principio hasta el final – se refiere únicamente al tiempo de trabajo activo. El tiempo takt depende de la rapidez con que el cliente necesite el producto y estima el tiempo total aproximado en que se debería debe completar la entrega, para satisfacer esa demanda. El tiempo de entrega es el tiempo que transcurre entre que el cliente hace el pedido y lo recibe; colas de producción, retrabajo y transporte incluidos.

Se podría pensar de esta manera: el tiempo de ciclo mide la oferta, mientras que el tiempo takt describe la demanda, y el tiempo de entrega se ocupa del flujo interno y la eficiencia del proceso.

¿Por qué debería calibrarse el tiempo takt?

Debido a que el tiempo takt está relacionado con la frecuencia y la cantidad de un producto que tu cliente demanda, calcularlo te permite medir la velocidad a la que debes trabajar para satisfacer al cliente. Si tu equipo produce demasiado despacio, entonces el cliente puede llevarse su negocio a otro lugar, y si se fabrica demasiado producto, o se produce demasiado rápido, tu inventario aumentará, lo que provocará un aumento del desperdicio y, por lo tanto, una reducción de los beneficios.

Además, el tiempo takt da a los gerentes y al personal una indicación de cómo están progresando las cosas. Tanto el equipo como el gerente pueden ver fácilmente si están detrás o delante del ritmo de producción requerido.

El tiempo takt debe ser similar, o justo por encima del tiempo de producción, que mide el tiempo que se tarda en producir un artículo, mientras que el tiempo takt es el tiempo que debería tardar.

¿Cómo ajustarse mejor al tiempo takt del proceso?

Hay algunas cosas que puedes hacer para alinear el proceso con el tiempo takt calculado:

Paso 1: Mapear tu flujo de valor, optimizar los procesos

Examinar tu flujo de valor, tratando de encontrar formas de eliminar los desperdicios y optimizar las acciones, para que coincidan con el tiempo takt. Insertar el tiempo takt en cada elemento del flujo de valor es un gran indicador para los accionistas, así como para los miembros del equipo, del estándar por el que estás trabajando.

Paso 2: Llevar a cabo una iniciativa 5S

El uso de las 5S a menudo reducirá el tiempo de ciclo y aumentará el rendimiento, lo que le permitirá acercarse al tiempo takt de una mejor manera.

Paso 3: Ejecutar el Heijunka

Un desafío común con el tiempo takt es que puede variar de un pedido a otro. Una vez que tus procesos se optimizan, y estás en camino con la iniciativa de las 5S, sería beneficioso considerar la introducción del Heijunka para asegurar que los pedidos de los clientes estén más nivelados, contribuyendo a que tu producción también permanezca nivelada. El tiempo takt es un gran indicador para medir la madurez del Heijunka en tu instalación, ya que se relaciona estrictamente con los pedidos de los clientes.

La colaboración directa entre el cliente y tú, ayudará a entender mejor el tiempo takt, y por lo tanto, hará que sea más fácil de alinear con tu proceso.

Paso 4: Aumentar la flexibilidad de la producción

Finalmente, si los procesos se optimizan, otro factor que se podría tener en cuenta es el aumento de la agilidad de su producción, lo que le permite adaptarse mejor a las fluctuaciones del tiempo takt. Esto podría significar la introducción de acuerdos de trabajo flexibles (por ejemplo, reubicación de la fuerza de trabajo interna bajo demanda, o llamar a trabajadores temporales externos), todo ello para alinear perfectamente la producción con los cambios del tiempo takt.

Sin embargo, asegúrese de tomar estas medidas sólo cuando sea necesario, ya que un aumento del número de empleados y equipos en un proceso que ya es ineficiente puede agravar aún más el problema.

Principales beneficios de adherirse al tiempo takt del cliente

Al trabajar en pro de mantener el mejor tiempo takt possible, podrás:

  • optimizar tu flujo de procesos y disminuir el tiempo de inactividad, mediante cuellos de botella más rápidos y la identificación de cualquier área de bajo rendimiento
  • entregar al cliente de manera oportuna, predecible y confiable
  • minimizar el exceso de inventario.