Kanban es Parte de la Metodología Lean

Kanban es Parte de la Metodología Lean

Kanban, el sistema completo de gestión del trabajo surgió como parte del Sistema de Producción de Toyota. Taiichi Ohno fue el ingeniero industrial de Toyota que creó su sistema “pull”, el cual optimizó el flujo y usó tarjetas de señalización visuales llamadas Kanban. El Sistema de Producción de Toyota, enfocado en mejorar el valor y eliminar los desperdicios, comenzó a ser conocido y apreciado a nivel mundial y eventualmente fue rebautizado como Lean por Investigadores del MIT.

Una colaboración entre Oriente y Occidente

La historia de Lean y Kanban es sobre enemigos que se hicieron amigos, y como el conflicto puede resultar en una colaboración que beneficie a todos. Sabemos cómo fué la relación entre Japón y los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Lo que muy pocos conocen, es la intensa colaboración industrial que vino después. En la década de 1950 estos dos países comenzaron una sociedad, que nació luego de que los Japoneses de Toyota fueran a visitar las instalaciones de Ford en los Estados Unidos para conocer su sistema.

A finales de la década de los 70’s la tortilla se había volteado, y ahora eran los Americanos quienes visitaban Japón y sintetizaron lo que aprendieron para crear un nuevo sistema de gestión y manufactura – llamado Lean. En el 2007 se reportó que hasta un 70% de las compañías manufactureras en los Estados Unidos estaban aplicando los principios de Lean.

La historia de Lean nos enseña a no desperdiciar grandes oportunidades de negocios por culpa de malas relaciones.

¿Qué representa el uso del enfoque Lean en los negocios?

El objetivo que se persigue con el uso de Lean es el mejoramiento continuo de tus procesos de negocios, mediante el respeto a tus empleados y la eliminación de desperdicios. Cualquier cosa que no ayude a crear valor se considerará un desperdicio, por lo tanto, debes enfocarte en acciones que produzcan valor real para los clientes.

Y cuando puedes entregar tu producto rápida y frecuentemente, el cliente puede ofrecerte retroalimentación del mismo modo. Siguiendo este patrón, ¡Tu negocio podrá mejorar de forma realmente continua!

El respeto a tus empleados en el contexto de Lean significa darles voz y hacer que se sientan tan escuchados e importantes como los gerentes y los accionistas. Cualquiera dentro de su organización debería poder aportar ideas de mejoramiento y expresar cualquier preocupación sobre la salud del proceso. Una de las maneras en la que puedes presentar o alentar esto, es teniendo una caminata Gemba.

Lean es un Sistema que abarca a Kanban

Si tratas de implementar Kanban, entonces tener un buen entendimiento de la filosofía Lean te permitirá alcanzar aún mejores resultados. Aún y cuando se basa en ciencias empresariales y de ingeniería, Lean está más allá de cualquier forma de pensar, es una forma de enfrentar el trabajo y la vida. Lean consiste en varias herramientas y técnicas, pero en general se enfoca en:

  • Dedicación completa a entregar el mayor valor posible a tus clientes
  • Búsqueda incansable de formas de eliminar desperdicios, también conocidos como Muda, de cualquier clase: transporte, inventario, desplazamiento, espera, sobreproducción, sobre procesamiento, defectos, etc.
  • Confiar en que las personas son más importantes que las máquinas y las compañías mejoran cuando se enfocan en la inversión en el crecimiento de las personas y en valorar sus opiniones
  • Mejorar el valor a lo largo de toda la organización, no solo en equipos en particular
  • Estandarización de procesos, limpieza y mantenimiento aplicando el método de las 5S
  • Aprendizaje y mejoramiento contínuo - en Lean no aplica la máxima de “No arreglar lo que no está roto
  • Optimización del flujo y asegurarse de que los empleados quieran trabajar; la fortaleza de una organización viene dada por proveedores optimizados, empleados, relaciones con los clientes, y procesos.

Aplicar el pensamiento Lean a tu proceso debería hacer que te tome menos tiempo entregar tus productos, hacerlo a un menor costo, y con menos esfuerzo para el equipo, y disminuir el número de políticas y procedimientos que deben ponerse en práctica para que todo funcione.