¿Qué es la Manufactura Lean?

¿Qué es la Manufactura Lean?

La Manufactura Lean es una forma de manufactura o de dirigir la producción de un negocio que se enfoca en reducir los desperdicios y proveer valor a los consumidores en cada paso del proceso. La Manufactura Lean trabaja a partir de un sistema pull que se origina en la demanda desde el consumidor y optimiza el flujo a través de toda la cadena de suministro. La Manufactura Lean hace énfasis en la confianza del personal por encima de la optimización de las máquinas por sí solas.

A diferencia de las empresas tradicionales de producción, la Manufactura Lean ve al proceso como un todo, con un impulso para mejorar el valor de la cadena entera, no solo de los resultados de pasos individuales del proceso.

La Manufactura Lean, fue inventada en la Toyota Motor Company, como el Sistema de Producción Toyota, y fue más tarde llamado Lean, por un estudiante del MIT que trabajaba para Jim Womack en la investigación para el libro “The Machine that Changed the World”.

¿Cómo funciona la manufactura Lean?

La Manufactura Lean se enfoca en los siguientes principios para optimizar y mejorar los negocios y sus procesos:

Paso 1: Enfocarse en el valor

La manufactura Lean prioriza las actividades que crean valor para el cliente. Y las actividades que no producen un valor por el que el cliente pagará se consideran un desperdicio (Muda) y deben ser erradicadas. Lean tiene sus formas específicas de reducir el desperdicio, por ejemplo Los 5 ¿Por Qué?, Gemba, o un Reporte A3.

Paso 2: Usando sistemas push, en lugar de pull

El negocio de la manufactura Lean opera en un sistema de demanda, no de pronósticos. Los negocios de manufactura tradicional trabajan en su mayoría usando aplicaciones ERP (Sistemas de Planificación de Recursos Empresariales) que sirven para la eficiencia logística y operacional. La manufactura Lean adopta sistemas Kanban con base en el pull. El Método Kanban se asegura de que los equipos no se sobrecarguen y trabajen en los artículos específicos que el cliente ha solicitado.

Paso 3: Considerar todo el Flujo de Valor

Supervisar el todo el flujo de valor para que, en todas las actividades y servicios usadas para proveer un producto final al cliente, el manufacturero Lean minimiza la presencia de cuellos de botella, reduce transportes innecesarios, asegurándose que solo las cantidades de materia prima necesaria sean ordenadas. Por ejemplo: las grandes bodegas que almacenan bienes finales, esperando meses a ser vendidos, son vistas como un desperdicio.

Paso 4: Mejorar continuamente

Una compañía que aplica la manufactura Lean nunca se duerme en sus laureles, siempre será parte de un camino de mejoramiento continuo. Este enfoque se conoce como Kaizen, y es la filosofía de asegurarse de que a través de cambios positivos y continuos una compañía puede mejorar. Las sesiones diarias de stand-ups, retrospectivas, y herramientas como el Poka-Yoke son algunas de las maneras en que una empresa que aplica Lean avanza continuamente.

¿Qué significa La manufactura Lean para una compañía?

Cuando una compañía adopta La Manufactura Lean, la experiencia de su equipo, proveedores, y consumidores, cambia completamente. Esto es más que todo debido a que las compañías Lean trabajan en directa oposición a los principios de manufactura, más tradicionales usados previamente.

La manufactura tradicional, se basa en la producción de sus bienes de forma manual, con maquinaria o una combinación de ambas. Mientras los bienes son producidos, estos son vistos como trabajo en proceso (WIP) y son típicamente contados como parte de los balances de la compañía. Este principio apoya la producción en masa – haciendo mucho trabajo por lotes, y luego tratando de pronosticar las ventas. Por su parte, La Manufactura Lean opera bajo el principio de que una compañía va a entregar trabajo solo a pedido del cliente (por ejemplo: ciertos modelos de vehículos nuevos que solo se producen para el concesionario luego de que el cliente ha formalizado su pedido), y, por tanto, no percibe el trabajo en proceso como un activo, sino como un gasto que necesita ser limitado. Esto, en cambio impacta la contabilidad, el mercadeo y proceso de ventas de una compañía que practique Lean.

A diferencia de la manufactura tradicional, Lean hace énfasis en optimizar el potencial humano, en lugar de enfocarse en la implementación y mejora de maquinarias. Como ejemplo, una compañía de manufactura Lean dejaría que una maquina espere por un operador, pero nunca, al contrario. Esto viene del principio establecido por Toyota - confiar en que una persona puede mejorar su eficiencia, mientras que las maquinas no.

Lean se enfoca en todo el flujo de valor de una empresa e intenta de minimizar los gastos en exceso. La manufactura tradicional, prefiere concentrar los esfuerzos de mejora en áreas específicas. Cada división puede mostrar sus costos y como mejoraron en sus respectivas áreas, lo que genera bonificaciones en sus departamentos. La Manufactura Lean entiende que trabajar juntos a lo largo de todo el flujo de valor garantizará el mejor incremento posible en el rendimiento de la producción.

¿Por qué es importante La Manufactura Lean?

En términos simples, si los enfoques de la manufactura tradicional hubieran sido suficientes, entonces la manufactura Lean nunca habría surgido. Mientras que la manufactura tradicional demostró incrementar costos, desperdicios, y tiempo de salida al mercado, la Manufactura Lean ha probado mejorar la moral y compromiso del personal, para incrementar la calidad del producto, junto con los resultados de la compañía. Lean ayudó a Toyota a dar un salto de su baja posición en la década de los 40’s a ser la compañía exitosa de hoy.

En conclusión, La Manufactura Lean es una novedosa manera de conducir los procesos de manufactura, que cambia desde un proceso de push a un proceso pull, llevando a bajar costos, y aumentar el valor al cliente mediante de la erradicación del desperdicio.